HÉROES DE GRECIA Y ROMA EN LA PANTALLA

0370ab67939e49ab2bc5524753fbe62eTítulo: Héroes de Grecia y Roma en la pantalla
Autor: Fernando Lillo Redonet
Ilustraciones: Sandra Delgado
Editorial: Evohé
Págs: 336
Precio: 17,50 € / 3,60 (ebook)

 
¿Qué tiene en común Aquiles, Ulises Eneas, Perseo, Hércules, Jasón, Teseo, Leónidas o Alejandro Magno entre otros?  Héroes, semidioses, conquistadores -pensamos- más Fernando Lillo Redonet  nos da una respuesta diferente… ¡El cine!
El término Péplum fue acuñado por la crítica francesa en los años 60, usando metonímicamente el nombre de una prenda de vestuario muy frecuente en tales películas, la llamada “péplum”, (del griego “πεπλον” -peplo-), especie de túnica sin mangas abrochada al hombro.
Las temáticas antiguas no eran novedad en el cine, como por ejemplo Cabiria (Giovanni Pastrone, 1914) o Intolerancia (D.W. Griffith, 1916). Sin embargo, el género péplum propiamente tal aparece hacia 1958 con la película Hércules. En éste, el papel de Hércules recayó en Steve Reeves, un ex Míster Universo que se transformó en uno de los rostros más importantes.
If you would like to submit articles, make sure to check out our contact information. Then, go on over to http://casinorating.com.au and get the ideas flowing.
Gracias a Héroes de Grecia y Roma en la pantalla nos enteramos de que el Gran Aquiles hizo su entrada como segundón en Helena de Troya (Robrt Wise, 1956) y ya se comienza a bromear de su camaradería con Patroclo, situación que siempre ha traído de los pelos a los productores hasta llegar ha convertirlos en hermanos, primos y conseguirles novias a ambos. Sobre la muerte del Pelias –que nunca llegó a tomar Troya[1]- nos deja claro que murió a manos de Paris[2] guiado por Apolo con una flecha en el talón[3] o una puñalada a traición en otras versiones.
De estas y de otras muchas historias del cine de aventuras y de los errores históricos cometidos, algunos en pos de la estética y otros (la mayoría) producto al desconocimiento total de la época. Héroes de Grecia y Roma en la pantalla no es solo un libro de cine, es una obra que se disfruta de principio a fin con información enciclopédica sobre el tema ofrecido con una prosa didáctica y delicioso sentido del humor. Todo esto acompañado por las excelentes ilustraciones de Sandra Delgado que nos da luz a aquellas aventuras que todos vivimos de chico en la matiné de los cines de barrio.